Desde sus orígenes en el siglo XVII, los candados son sin lugar a duda, uno de los dispositivos de seguridad más eficientes y de mayor demanda, debido a sus múltiples beneficios, entre los cuales destacan su funcionalidad, no requieren de una costosa instalación, son baratos y se pueden colocar prácticamente en cualquier lugar.

Pero, no todos los candados son iguales, ya que, con el tiempo, se han diseñado y fabricado una gran diversidad, para cubrir funciones específicas.

Entre los tipos de candados más comunes destacan:

Candados de latón

Son los tradicionales, están integrados por una serie de eslabones y se abren mediante una llave.

Candados blindados

Se fabrican en materiales como latón enfundado en acero carbonitrurado niquelado, lo que le da mayor resistencia y se operan con llaves universales o incluso computarizadas.

Candados de combinación

A diferencia de los candados tradicionales, que funcionan mediante llave, éstos se activan y desactivan al combinar una serie de dígitos.

Candados de arco flexible

Como su nombre lo indica, están fabricados en materiales flexibles, lo que le permite ajustarse para asegurar bicicletas principalmente

Candados marinos

Fabricados en acero inoxidable y con tratamientos anticorrosivos, que le brindan mayor resistencia y durabilidad ante las inclemencias del clima, como la exposición a la lluvia o humedad.

Si deseas saber qué tipo de candado le conviene a tus requerimientos, Contacta a Cerrajería Express. Contamos con una gran variedad de candados y chapas en venta. Será un placer atenderte y recomendarte la mejor opción.